Prisionero del amor

Photo by Pedro Figueras on Pexels.com

Desde chico su madre siempre le contaba historias acerca de la luna roja, algunas de ellas realmente terroríficas, siempre con el propósito de prepararlo ante las peores experiencias que pudiera tener. Estamos hablando de German, un chico de dieciséis años que creció en un ambiente familiar bastante particular, su padre, un pastor de iglesia, su madre siempre se hacía pasar como la mujer del pastor y bien cristiana, pero guardaba un terrible secreto de su familia, ella era una bruja, sus padres lo fueron en su momento hasta que murieron por no seguir el propósito. Ser bruja tiene muchas ventajas, entre ellas que puede hacer magia sin que los demás lo sepan. Pero tiene una gran desventaja y es imposible evitarlo, tienen un enemigo mortal, que normalmente se enteran a la edad de dieciséis años, eso es lo que le contaba su madre a German una tarde de sábado para que tuviera en cuenta, que apenas sepa quién es su enemigo mortal tiene que asesinarlo, y entonces se conservará como brujo y lo mas importante, podrá vivir, la historia dice que una vez que encuentre a su enemigo en la próxima luna roja adquirirá sus poderes, y es en ese momento donde debe decidir si matar a su enemigo o morir.

Al llegar el lunes a la escuela German se da cuenta ahí nomas de quien es su enemigo, pero lo que más le sorprendió fue que era mujer, Valentina, una muy bella chica de quién German estuvo enamorado desde siempre, por lo que no quería admitir que ella fue la razón por la que German tuviera una infancia miserable, ella fue la razón por la que German ahora no tenía amigos, Valentina se había encargado de hacerle la vida imposible e impedir que éste tenga amigos. La mente de German era un estallar, debía asesinarla si quería vivir.

Por incontables razones ambos fueron castigados en el colegio y ahora se encontraban en el suelo limpiando el salón de clases, solos, ya que la hora de salir había terminado hace una hora, German estaba confundido, pensaba en el amor, en sus sentimientos hacia aquella mujer pero de repente le interrumpía el pensamiento de que debía asesinarla.

Por otra parte Valentina se sentía mal, siempre había aprovechado la oportunidad de molestar a German solo para ser popular y que los demás se rieran de sus chistes. Siguieron limpiando el suelo cada uno por su lado y fue en ese momento cuando pasó algo inesperado, German sintió la magia en su interior como una fuerza incontrolable que arrastró a Valentina hacia él, no sabía como fue que sucedió. Ahora se encontraban los dos, acostados en el suelo por el impacto y entonces German la vio por primera vez de cerca, esos lindos ojos de color verde que lo alumbraban reflejando lo que verdaderamente era, pero en un segundo sus ojos pasaron de un verde brillante a un rojo fuerte como mostrándole que es ella a quien tiene que asesinar, German estaba confundido pensando que hacer pero no alcanzó a reaccionar porque ella le dio un beso.

Se pusieron a charlar, aparentemente ella también estaba enamorada de él, y por eso lo molestaba, le daba vergüenza admitirlo. Se metieron en un armario, se sacaron la ropa y al cabo de doce minutos un calor profundo se sumergía por sus cuerpos, un manantial húmedo les salía a ambos mostrando el verdadero amor, y un fuego unió para siempre sus corazones.

Luego de esa tarde volvieron a casa, German le contó lo sucedido a su madre y ella estalló y le dijo una serie de palabras que él no pudo entender, se veía como si no reaccionaba, se veía un vacío en los ojos de su madre pero con seguridad de que quería matarlo.

Luego del aspecto de su madre todo había mejorado, su madre le pidió disculpas, German y Valentina se pusieron de novios, habían pasado diez meses, ella ya no lo molestaba a él y se los veía por las tardes caminando de la mano por los terrenos del colegio, pero cuando salieron se fueron juntos por allí hacia un parque, German estaba decidido a proponerle matrimonio, pero no pudo hacerlo porque en ese momento una luz roja lo iluminó de atrás, era la luna indicando que el momento había llegado, sintió como un calor se apoderaba de él, era la misma clase de calor que sintió cuando estaba en el armario con Valentina pero esta vez peor, ahora el calor lo quemaba, y lo consumía por dentro, se quedó paralizado en el césped mirando esos ojos y lamentando ser tan débil. Ahora podía usar la magia y tenía dos opciones: matarla, o morir para que ella viviera. Levantó una mano como queriendo ahorcarla, Valentina no entendía nada, pero al cabo de dos minutos no podía respirar, se estaba muriendo, y entonces German sentía un alivio inminente en su interior por cada minuto que pasaba, pero no aguantó mas y la soltó, aparentemente fue más grande el amor que sentía por ella que las ganas de vivir, y con el último aliento gritó en dirección a la luna roja:

“No la voy a matar porque la amo”

Photo by cottonbro on Pexels.com

Y su mirada se congeló en esos ojos verdes llorosos, ahora la veía llorar, mientras el alma se desprendía de su cuerpo dejando este mundo y recibiendo a la muerte pero con el alivio de que ella viviría.

Alexis Deblasis

Publicado por Wulfric WeGood

Desde chico fuí muy tímido en la escuela he incapaz de entablar una converzación, siempre fuí solitario y pensativo, y antes odiaba esa parte de mi porque no me sentía normal o mas bien como los demás, pero a medida que fuí creciendo mis experiencias, buenas y malas me hicieron cambiar esa opinión y la verdad me siento mejor y tranquilo con la persona que antes fuí y la persona que soy ahora, yo creo que hay una conección, ya aue hoy en día disfruto la soledad y agradezco el haber sido solitario, hoy quizá no sea tan tímido como antes jaja pero si aprecio el estar solo debés en cuando relajarme estar con uno mismo y siempre voy a apreciar eso. Ojo esto no significa que no vaya a estar con nadie, también he estado enamorado y también me volveré a enamorar y olaneo casarme tener hijos etc ...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: