El Demonio Acosador (parte 2)

Debido a que algunos me pidieron una segunda parte de esta historia, hoy eso será posible. En los próximos cinco meses Laura vivió el mismo infierno cada noche, el ser demoníaco la visitaba y la paralizaba. Ella había empezado a ir a un psicólogo pero no le servía de mucho, pues esas pesadillas aún seguían,Sigue leyendo “El Demonio Acosador (parte 2)”

Me convierto en Monstruo

Reto “Escribir Jugando, Agosto” de Lídia Castro NavàsEl cual consiste en Escribir un microrrelato o poesía de máximo 100 palabras inspirándose en la carta y en el objeto del dado (torre); y como reto opcional tiene que aparecer algo relacionado con la invensión del papel. Me convierto en Montruo Tantas estafas que hoy en díaSigue leyendo “Me convierto en Monstruo”

No aguardes más…subete

¿Que si estoy solo? Sí, pero no por elección sino porque no tengo remedio, siempre amo quizás a la mujer equivocada. Ahora dime, en algún lugar aquí a la vuelta de la esquina, o en un radio de diez manzanas, seguramente habrá una mujer haciéndose la misma pregunta. Cual será la razón que con los años seSigue leyendo “No aguardes más…subete”

La llave del Medio Ambiente

Voy a participar de nuevo en este increíble desafío. Escribir Jugando de Julio 2021 de Lídia Castro Navàs Cansada de la contaminación del medio ambiente ella decidió irse de su hogar, su padre la golpeaba, su madre la ignoraba, y cooperaban en hacer que ella pierda su confianza en ella misma, no extrañaría a nadie.AsíSigue leyendo “La llave del Medio Ambiente”

Un Mundo Nuevo

Hoy voy a escribir un micro relato para participar en el desafío de Lídia Castro Navàs , “Escribir Jugando” correspondiente al mes de junio, y aprovecho para pedir disculpas por mi ausencia pero he estado pensando mucho en ideas para el blog. Un mundo nuevo “No puedes estar todo el tiempo observando esa pintura” leSigue leyendo “Un Mundo Nuevo”

Visión Borrosa

Aquí va mi cuento para el mes de abril de https://lidiacastronavas.wordpress.com/2021/04/01/escribir-jugando-abril-3/ Son 100 palabras. Mi visión se nubla al impregnar algunas páginas con mi máquina de escribir antiquísima; siento que las lágrimas ruedan mi rostro por esa reminiscencia, me traslado en el pasado donde nos divertíamos con muy poco; trompos, canicas, rayuela o los carruselesSigue leyendo “Visión Borrosa”

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora