Alucinación Sagrada

Reto de escritura «Escribir Jugando, Enero 2022» de Lídia Castro Navàs.

1- Crea un microrrelato o poesía (máx. 100 palabras) inspirándote en la carta.

2- En tu creación debe aparecer el objeto del dado: Frasco

3- Como reto opcional que aparezca en la historia, algo relacionado con la invención del ladrillo.

Para éste desafío decidí investigar más acerca de la invención del ladrillo, y resulta que hay una leyenda: Según los acadios, el ladrillo es un invento divino, ocurrencia del dios Marduk. Según su creencia, en el orden de sucesión de las cosas creadas por su dios, el ladrillo fue creado después de la tierra y del agua, junto al nacimiento de la vida y con anterioridad al concepto de casa y familia.

«Alucinación Sagrada»

Unos descendientes del Dios Marduk discutían sin cesar en el fondo de una cueva, el invierno había llegado repentinamente. En una fogata estaban los diez bebiendo de un liquido misterioso proveniente de un frasco que al parecer, los hacía alucinar.
Fue entonces que ella apareció, hermosa, la divinidad misma, precedida de su lechuza que ululaba sin parar.
–No teman, vine a ayudarlos, soy la hija directa del Dios Marduk — y con su bastón hizo aparecer unos ladrillos en el fuego.
— Gracias, dijo uno de los diez.
Pero antes de poder hacerle más preguntas, ella desapareció con un bello sonido celestial.

(100 palabras sin contar el título)

Alexis Deblasis

Cuando llegue el momento

Photo by Tobias Bju00f8rkli on Pexels.com

Queridos lectores: cada tanto pienso en mis metas y sueños que quisiera cumplir antes de partir, y debo admitir que muchas veces existe ese miedo de no poder hacerlo, pero descuiden, ese miedo nos hace humanos, nos da la fuerza para soñar y hacerlo posible, un sueño por más loco que sea es un sueño. En eso me inspiré para escribir ese relato.

Un Sabio contaba que cuando llegue el momento de partir, hay un velo donde debemos decidir cruzarlo y seguir adelante, si no lo hacemos igual moriremos pero nos quedaremos como fantasmas, como almas en pena, sin paz, sin amor, sin felicidad, nos quedaremos como una copia barata de lo que es la realidad y es por eso que nuestros seres queridos parten y ya no vuelven, porque siguen adelante.

Cuando llegue el momento y estemos en ese limbo debemos ser fuertes y seguir, es lo que nuestros seres queridos querrían, pero por mientras, no hay que lamentarse, en nuestro corazón está la respuesta, ahí estarán para siempre esas personas que alguna vez en físico nos brindaron su cariño, su amor.

Debemos ser felices, cumpliendo metas, sueños, ayudando al próximo, así de esa forma cuando llegue el momento de partir hayamos dejado todo en claro y podamos aceptar la muerte con tranquilidad, de saber que siempre estaremos en los corazones de quienes amamos.

Alexis Deblasis

Mi mayor Condena

Photo by Donald Tong on Pexels.com

Estoy en prisión, hace ya quince años que maté a mi amor, mi locura se apoderó de mi, o quizá el alcohol, o las drogas, pero ahora les paso a contar.

Era un día soleado, ideal para pasar afuera toda la tarde en la pileta, o jugando al futbol, yo me encontraba sentado en mi sillón, con el ventilador en frente y pensando, en mi trabajo, soy escritor, pero no tuve mucho éxito en mi última novela de amor, quizá se debe a que no sé aún lo que es el amor. Mi mujer se la pasa siempre yendo al centro, sospecho que se ve con alguien pero no digo nada, me consume mi egoísmo y mi adicción. En esa tarde mi mujer llega con nadie más que mi mejor amigo, me confiesan ambos que se aman, no lo podía creer mi mujer, el amor de mi vida con mi hermano del alma, con quien nos divertimos juntos, salimos, fumamos, jugamos juntos.

Al principio yo finjo estar bien y les dejo la casa, y me voy, decidí mudarme a una isla en el medio del océano, donde tendría mi privacidad, mi tiempo para escribir, quizá pueda encontrarme conmigo mismo y alcanzar el éxito que merezco; pero mis historias eran extrañas, todas hablaban de amores no correspondidos, desamor, muerte, horror y odio. Era claro, mi subconsciente no estaba tranquilo, debía arreglar las cosas. me construyo una balsa y junto todas mis historias, me armo una vela y me voy a mi antigua casa. Navegando por los mares mi mente no para de pensar, en mi amor, en esas noches de pasión que tanto extrañaba, pero en ese pensamiento me invadía mi amigo agarrando a mi mujer y haciéndola suya, robándome todo. y obligándome a ver como ambos se demuestran su amor, lloro y lloro hasta que siento un golpe en mi cabeza, la balsa había llegado a la costa.

Cuando logro llegar a casa me sorprendo de que aún dejaba la llave en una maseta como yo lo hacía, entro despacio y en el pasillo me encuentro a un niño de unos diez años; yo pensando lo peor y con lágrimas en los ojos me acerco a abrazar al niño pero mi mano fue por detrás y agarró un cuchillo que se encontraba sobre la mesa, no pude controlarlo mi mano quería venganza. La sangre de ese niño mancho mi ropa eternamente y supongo que ese será mi castigo eterno, camino sigilosamente por el pasillo, y abro la puerta de mi antigua habitación y ahí estaban los dos dormidos, mi cuerpo se vuelve a descontrolar y mata a mi amigo con una sola apuñalada en su pecho, y justo despierta ella, tan hermosa como siempre, mis ojos llenos de lágrimas y mis manos con sangre me desplomo ante sus pies y lloro en su regazó; ella me pregunta porque hice lo que hice y yo…

…no pude responder…

Me quedé helado ante tanta hermosura y mis ojos se nublan justo al escuchar su palabra, donde bien clarito me decía que acababa de matar a mi hijo, que ella estaba embarazada cuando la dejé, me dijo que ella jamás me dejó de amar, y mi corazón se alegraba pero al mismo tiempo entristecía, otra vez el cuchillo me temblaba en mis manos y cuando quise acordar ella ya estaba muerta en el suelo. Decidí entregarme y así es como ahora vivo, sumergido en mi desgracia, mi perdición, soy un asesino, esa es mi mayor condena.

Alexis Deblasis

Poseído

Tuve una Visión, pensé que era un sueño pero no, un ser sin cuerpo me hablaba y me quería manipular. Me decía que le digas las «palabras mágicas» pero no; no estaba dispuesto a entregarle mi cuerpo, a que me controle para matar a mis amigos. hoy me encuentro en una de esas visiones, no sé donde estoy, mis amigos me llevaron a un lugar diferente y está bien porque yo les pedí que lo hagan, que me lleven a un lugar donde no pueda hacerles daño, que no me digan para que yo no recuerde el camino.

Han pasado unos cinco meses creo desde que los vi por ultima vez, solo recuerdo sus llantos, nunca supe si me creían o me consideraron loco, pero no importa, mientras esten a salvo.

Se escuchan pasos
Y al cabo de unos minutos alguien abre mi puerta, siento un pinchazo en la espalda, el mismo pinchazo que siento desde que llegué aquí, algo me inyectan porque luego de eso mi cuerpo se relaja, y mi mente se eleva hasta un mundo entre mundos, donde solo estoy yo y ese ser intentando poseerme.

— Dejame entrar, yo los detendré

— No, y no te diré lo que quieres escuchar
— ¿Sabes? hay muchas formas de que yo obtenga lo que quiero, después de todo soy un espíritu engañador

— Di lo que quieras, — le comenté yo — siempre me dices lo mismo, que no podré resistir por mucho pero mira, ya pasaron cinco meses y puedo seguir resistiendo
— ¿Cinco Meses?, cierto bueno de eso te quería comentar, solo tú piensas que son cinco meses, y eso es culpa de los medicamentos que te inyectan a diario, lo sé ya lo he visto en mi huésped anterior, ya pasaron 5 años que llevas aquí y mientras mas tiempo te acercas a la perdición mas fuerte me hago

Y en el momento en que lo supe me empiezo a sentir impotente, mi destino es peor que la muerte, intentando controlarme, mi mente se queda cautiva dentro de mí, y el espiritú emerge.
Abro los ojos, es extraño el espíritu está al control pero yo sigo observando y recordando, intento salir de la prisión pero no puedo.

En la habitación solo somos tres personas, un tipo con bata de médico con una inyección en su mano dispuesto dormirme de nuevo y un ser algo religioso, con una biblia y un rosario en su mano, me rocía con un líquido misterioso y siento que me quema, enloquesco.

A pesar del dolor, yo logro resistir, le quito la jeringa al médico y me la administro, el dolor se calma, y mi fuerza aumenta, le rompo el cuello al médico y me dirijo hacia el ser que me sigue tratando de exorcizar, me vuelve a rociar con ese líquido pero a pesar del dolor, dirijo mis dedos hasta sus ojos y oprimo con fuerza y entonces logro escapar, con la mente en blanco, y sin control de mi cuerpo me sumerjo en el bosque.

Alexis Deblasis

Soy Esclavo de la sociedad

Foto de Polina Tankilevitch en Pexels

«Soy Esclavo de la sociedad, esclavo del sistema, y sé que esto es mas que una referencia anarquista»

Eso era lo que pensaba a diario el conde, un científico famoso en su comunidad, malvado para otros pero él siempre sintió que hacía un bien a la sociedad. Sus Planes lo habían llevado a estar postrado en una cama debido a que absorbió demasiada radiación, solo para burlar la naturaleza y aún así salir del «cautiverio» de la sociedad.

— Es por aquí, — dos personas venían ingresando a la sala
— ¿y como ha estado? — preguntaba una jóven de unos 16 años
— Muy bien, solo ha estado balbuceando cosas sin sentido, diciendo que es inmortal y eso que ya sabes — respondía la persona anterior que parecía ser el médico
— Perfecto — decía la Jóven — yo me ocuparé de él ahora

Se saludan y el médico se va. Y queda sola la Joven en esa habitación.

— Hola Papi sé que me oyes, quiero que sepas que comprendí lo que decías, la humanidad es un cáncer, y lamentablemente somos esclavos de la sociedad — y en ese momento ella agarra una almohada y comienza a asfixiarlo — Nos vemos del otro lado Papi

Y justo cuando se dispone a marcharse, el Conde despierta pero dejando su cuerpo en esa cama.

— Gracias por liberarme de este manicomio hija, ahora procedamos con la siguiente etapa

Y la Hija se da vuelta sonriendo maliciosamente, sacando dos colmillos y mostrando sus ojos de color rojo.

Desde ese momento Padre e hija lucharian incansablemente defendiendo sus ideales.

Alexis Deblasis

Un abrazo de 3 minutos / Anne Kayve

Queridos lectores: Los abrazos son uno de los gestos más hermosos que existen. Lástima que con la pandemia se han vuelto hasta peligrosos. Ya tenía cinco meses sin verlo y, sin embargo, lo extrañaba como si apenas hubiera pasado un día. Lo único que me consolaba es que sabía que pronto lo iba a volver […]

Un abrazo de 3 minutos

Miedo al Amor

Aveces sentimos un miedo al amor, miedo a la perfección, y es que estamos tan cómodos en la soledad, tan tranquilos que nos cuesta dejar entrar a alguien a nuestras vidas, pero debemos hacerlo, para así conocer nuevos mundos, enfrentar nuevos obstáculos, poder amar aunque aveces sintamos que el amor no es para nosotros.

Alexis Deblasis

Vacío

Ian se sentía vacío, por una parte tenía lo escencial, amor, amistad, buena salud, y por otra parte con varias metas por cumplir. Pero no sabía porque ese vacío mientras lucha por sus sueños, uno de ellos es convertirse en escritor.

Ian escribe su primera novela, trabaja mientras pueda para que su novela salga lo mejor posible, pero nunca falta ese vacío, como si estuviera en un desierto, su cabeza a mil y al mismo tiempo a nada. Esta dispuesto a luchar contra cualquier adversidad, contra cualquier obstáculo que se interponga y va a salir adelante.

Alexis Deblasis

El Demonio Acosador (parte 2)

Debido a que algunos me pidieron una segunda parte de esta historia, hoy eso será posible.

En los próximos cinco meses Laura vivió el mismo infierno cada noche, el ser demoníaco la visitaba y la paralizaba. Ella había empezado a ir a un psicólogo pero no le servía de mucho, pues esas pesadillas aún seguían, y es que no era solo en su mente, el demonio era real.

Ella ya no era tan popular, pues ya no se arreglaba como antes y siempre andaba con ojeras y algo despeinada. No podía dormir, solo lo hacía cuando se quedaba en casa de su amiga, ya que el demonio siempre se quedaba en su habitación, y sus padres no lo notaban ya que siempre le dieron libertades a Laura, por eso sabía que contaba con su amiga cuando estaba tan cansada y necesitaba dormir.

Así es como Laura pasó esos cinco meses, durmiendo en casa de su amiga y en el día visitaba a sus padres, había echado llave a la puerta de su habitación y nunca se abrió. Nadie sabía lo que sucedía allí pero creía que tal vez con el tiempo el demonio se cansaría y se iría de allí; que equivocada estaba, porque en unos días hallaron muerta a su mejor amiga, y los resultados de la autopsia fueron por asfixia, pero también encontraron señales de abuso y humedad en su cuerpo.

Desconsolada ella no sabía que hacer, no iba a pedirle a nadie más que la invite a dormir porque tarde o temprano el demonio los encontraría y los mataría también, así que se fue a lo de su amiga, que viví sola en un departamento, el demonio no estaba, se puso a empacar sus cosas y las de su amiga porque pronto llegarían a desalojar para volver a alquilar y no quería que tocaran nada de su amiga, mientras guardaba las cosas se le venían a la mente recuerdos con su amiga, cuando iban a la escuela juntas, cuando se escaparon del colegio juntas, encontró una caja con fotos que ellas mismas habían decorado, cartas, mensajes, todo eso para Laura era oro puro así que decidió conservarlo y seguir empacando hasta encontrar la llave de su habitación, esa llave que por cinco meses no sabía ni donde estaba.

Una vez que tenía todo listo llamó un taxi para que la acerque a su casa, cargaron las valijas y empezaron viaje, durante todo el trayecto ella miraba por la ventanilla con lágrimas en los ojos, sintiendo culpa, enfado, tristeza al punto que la dominaban, su corazón estaba roto en mil pedazos. Y al llegar a su casa se secó las lágrimas, le pagó al chofer y ambos se pusieron a descender las valijas. al entrar en su casa sus padres la recibieron con un abrazo, ella decidió contarles todo de una vez por todas, de porque estaba muerta su mejor amiga, y que todo tenía que ver con el motivo por el cual les había pedido anteriormente que no entrara a su habitación, ya no podía hablar de lo triste que estaba pero aún así hizo un esfuerzo para pedirle a sus padres que se marcharan de ahí, y que no le digan a donde se iban, no quería que a ellos les pase algo; prefería encargarse del demonio ella sola.

Sus padres no estaban dispuestos a abandonarla con ese demonio así que le dijeron que si se iban a ir pero se aseguraron se mantenerse informados sin que ella lo sepa, habían puesto cámaras escondidas por toda la casa desde que se enteraron de la muerte de la amiga de su hija, ya que les resultaba sospechoso todo.

En cuanto se fueron sus padres, ella se armó de valor y abrió la puerta de su habitación; un mundo totalmente diferente, nada más al entrar se desprendía un fuerte olor a sangre y sudor, y su interior parecía el de una cueva, era obvio que el demonio había adornado la habitación a su gusto. su casa se veía toda negra y llena de polvo, del techo colgaban unas telas de araña, su frazada favorita colgaba de una pared. y al lado de su cama había un caldero con un líquido hirviendo en su interior y el mismísimo demonio se encontraba revolviéndolo.

– Te estaba esperando mi amor – le dijo el demonio y se dispuso a contarle lo que hacía – Mira estoy preparando una poción que me hará volver a la vida así podremos estar juntos, ¿Qué dices?

Laura ya no sabía que sentir, pero algo estaba segura y es que ya no tenía miedo, en su lugar la invadía el sentimiento de rabia, y tristeza, venganza por su amiga, y también porque quería recuperar su vida, esa vida que hacía mucho añoraba, y culpa de ese demonio ya la había perdido, salió corriendo hasta el caldero y lo pateó con todas sus fuerzas provocando el derrame por todo el suelo y diciendo:

– No quiero estar con vos, eres un asesino y abusador, no sé porque habrás muerto pero cometí un error y debí haber parado esto antes, yo no soy tu amor.

El demonio se mostró dolorido, lágrimas le salieron de sus ojos putrefactos, pero mostró unos feroces colmillos como enojo, no estaba dispuesto a abandonar su obsesión, se acercó a Laura y sopló suavemente en su oído y entonces ella sintió como se paralizaba todo su cuerpo contra la pared y como el ser despreciable la violaba mientras le decía al oído:

– Te di dos opciones, que me ayudes a volver a la vida y entonces podríamos estar juntos como gente normal o seguir así; Tú elegiste la segunda opción al patearme el caldero porque yo no te voy a dejar, y mataré a cualquiera que intente ayudarte.

Laura ya no sabía que hacer solo aguantar esas noches de abuso y aprovechar para dormir en su trabajo en el día, no podía creer que todo terminaría así, siendo las noches su peor maldición.

Alexis Deblasis

Me convierto en Monstruo

Reto «Escribir Jugando, Agosto» de Lídia Castro Navàs
El cual consiste en Escribir un microrrelato o poesía de máximo 100 palabras inspirándose en la carta y en el objeto del dado (torre); y como reto opcional tiene que aparecer algo relacionado con la invensión del papel.

Me convierto en Montruo

Tantas estafas que hoy en día llegaron a otro nivel, los viajes en el tiempo. Me distraigo escribiendo, poner mis letras en papel me hace sentir completo, siento como la tinta se sumerge por todo mi ser como si fuera mi sangre. Pero mi dolor más grande fue cuando supe que los ladrones del tiempo viajaron al -200 y entonces tuve que buscar otras alternativas hasta que maté a mi socio, y comencé a escribir en su piel.

Por fin volví a sentir esa adrenalina matando y trayendo cadáveres a mi torre. Los ladrones del tiempo me convirtieron en monstruo.

(100 palabras)

Alexis Deblasis

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: