Poseído

Tuve una Visión, pensé que era un sueño pero no, un ser sin cuerpo me hablaba y me quería manipular. Me decía que le digas las «palabras mágicas» pero no; no estaba dispuesto a entregarle mi cuerpo, a que me controle para matar a mis amigos. hoy me encuentro en una de esas visiones, no sé donde estoy, mis amigos me llevaron a un lugar diferente y está bien porque yo les pedí que lo hagan, que me lleven a un lugar donde no pueda hacerles daño, que no me digan para que yo no recuerde el camino.

Han pasado pasado unos cinco meses creo desde que los vi por ultima vez, solo recuerdo sus llantos, nunca supe sin me creían o me consideraron loco, pero no importa, mientras esten a salvo.

Se escuchan pasos
Y al cabo de unos minutos alguien abre mi puerta, siento un pinchazo en la espalda, el mismo pinchazo que siento desde que llegué aquí, algo me inyectan porque luego de eso mi cuerpo se relaja, y mi mente se eleva hasta un mundo entre mundos, donde solo estoy yo y ese ser intentando poseerme.

— Dejame entrar, yo los detendré

— No, y no te diré lo que quieres escuchar
— ¿Sabes? hay muchas formas de que yo obtenga lo que quiero, después de todo soy un espíritu engañador

— Di lo que quieras, — le comenté yo — siempre me dices lo mismo, que no podré resistir por mucho pero mira, ya pasaron cinco meses y puedo seguir resistiendo
— ¿Cinco Meses?, cierto bueno de eso te quería comentar, solo tú piensas que son cinco meses, y eso es culpa de los medicamentos que te inyectan a diario, lo sé ya lo he visto en mi huésped anterior, ya pasaron 5 años que llevas aquí y mientras mas tiempo te acercas a la perdición mas fuerte me hago

Y en el momento en que lo supe me empiezo a sentir impotente, mi destino es peor que la muerte, intentando controlarme, mi mente se queda cautiva dentro de mí, y el espiritú emerge.
Abro los ojos, es extraño el espíritu está al control pero yo sigo observando y recordando, intento salir de lo prisión pero no puedo.

En la habitación solo somos tres personas, un tipo con bata de médico con una inyección en su mano dispuesto dormirme de nuevo y un ser algo religioso, con una biblia y un rosario en su mano, me rocía con un líquido misterioso y siento que me quema, enloquesco.

A pesar del dolor, yo logro resistir, le quito la jeringa al médico y me la administro, el dolor se calma, y mi fuerza aumenta, le rompo el cuello al médico y me dirijo hacia el ser que me sigue tratando de exorcizar, me vuelve a rociar con ese líquido pero a pesar del dolor, dirijo mis dedos hasta sus ojos y oprimo con fuerza y entonces logro escapar, con la mente en blanco, y sin control de mi cuerpo me sumerjo en el bosque.

Alexis Deblasis

Publicado por Wulfric WeGood Goldstein

Desde chico fui muy tímido en la escuela era incapaz de entablar una conversación, siempre fui solitario y pensativo, y antes odiaba esa parte de mi porque no me sentía normal o mas bien como los demás, pero a medida que fui creciendo mis experiencias, buenas y malas me hicieron cambiar esa opinión y la verdad me siento mejor y tranquilo con la persona que antes fui y la persona que soy ahora, yo creo que hay una conexión, ya que hoy en día disfruto la soledad y agradezco el haber sido solitario, hoy quizá no sea tan tímido como antes jaja pero si aprecio el estar solo debes en cuando relajarme estar conmigo mismo y siempre voy a apreciar eso. Ojo esto no significa que no vaya a estar con nadie, también he estado enamorado y también me volveré a enamorar y planeo casarme, tener hijos etc. …

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: