Hermanos (segunda parte)

Queridos lectores: traigo la segunda parte de Hermanos, leer la primera parte en:

https://abrazandoconelalma.wordpress.com/2020/07/20/hermanos-primera-parte/

Habían pasado dos difíciles años, Yamil ya se había acostumbrado a su nueva vida, atendía el negocio, se había vuelto muy amigo de Mia, sintió que la mejor manera de honrar a su hermano era cuidad a Mia  continuar viviendo lo que a Pablo le gustaría. Así fueron esos dos años, llenos de dolor, sufrimiento, amor y compañía. No conocía muy bien a su hermano, no habían vivido juntos, pero ahora que lo había conocido y sabía gran parte de su verdad, no podía dejar de pensar en que sería de su vida si hubiera crecido con su hermano, sentía por un lado tristeza y por otro lado culpa, porque si no hubiera buscado a él, su hermano no habría muerto, y también se sentía culpable y egoísta por haber querido recuperar sus pertenencias de esa casa. Yamil pensaba cada momento de su vida, tan diferente que era al resto de la familia que lo crio y ahora sabía la respuesta, esos vacíos que sentía y no sabía el motivo, era un vacío como si le faltara alguien en su vida, y ahora sabía el porqué, a pesar de no saber que tenía un hermano había una conexión entre ellos,  y como si fuera poco, Yamil también era obsesivo con descubrir la verdad; algo que Mia pronto se dio cuenta cuando Yamil le contaba que quería averiguar su origen, quería viajar a Argentina y buscar a algún pariente de su madre biológica, o tal vez a su padre, todo puede ser; así que coincidieron en que, realmente eso es lo que Pablo habría querido hacer. Pasaron los siguientes meses juntando el dinero para viajar, aparentemente Yamil ya no era el famoso jugador de Polo y no sabía si quería volver a serlo, debido a los sucesos que le ocurrieron solo pensaba en su hermano y ocupaba su tiempo en honrarlo.

Cuando pasaron siete meses ya habían juntado gran parte del dinero para viajar y cabe destacar que también lo ayudó un gran amigo de Yamil: Leandro; que lo conoció en la escuela a la que iba, Yamil le contó todo lo que le pasó una tarde por teléfono y de inmediato su amigo lo apoyó completamente enviándole dinero, también consiguió gran parte en su trabajo en el negocio familiar de los padres adoptivos de Pablo; Yamil se había dado cuenta cuando los conoció de lo que realmente significaba un padre y una madre; porque había vivido toda su vida pensando que un hijo debía llevar dinero a la familia, había vivido sin amor, los padres que lo criaron nunca le dieron amor y tuvo que aprender muchas cosas solo, algunas cosas aprendía de las mucamas. Para jugar al polo tenía talento pero no sabía si le gustaba o no, por el momento no quería jugar, ya que le recordaba a su padre adoptivo, luego se le venía a la mente la muerte de Pablo. Así que estaba agradecido de lo amables que fueron los padres de Pablo con él.

A la mañana siguiente Yamil fue a comprar los pasajes, y obviamente Mia lo iba a acompañar, quería ir y honrar a su novio; Yamil compró los pasaje para la semana siguiente para tener más días para juntar más dinero para el viaje, esa semana ambos amigos estuvieron con mucho trabajo, Mia trabajaba en un hotel y cuando decidieron viajar, de inmediato le pidió a su jefe días de vacaciones, así que tenía que hacer horas extras para compensar los días.

Cuando llegó el día del viaje, Yamil se levantó, desayunó y abrazó a los padres de Pablo y les agradeció por todo lo que hicieron por él y por enseñarle lo que realmente es el amor. Por otra parte Mia se levantó, abrazó a sus padres, desayunó y se fue al hotel a buscar su paga por las horas extras y firmar las vacaciones; ambos se encontraron en el aeropuerto, estaban nerviosos, no sabían a qué parte de Argentina tenían que ir pero si sabían una sola cosa, tenían que cumplir el sueño de Pablo, “Buscar la verdad”, iban a alquilar un departamento en Buenos Aires Argentina hasta que encuentren algún indicio de su familia.

Cuando tomaron el avión conversaron durante el viaje y por un momento tuvieron una confusión y se besaron, pero de pronto se detuvieron porque sintieron que engañaban a Pablo, se quedaron callados por cinco minutos y luego hablaron al mismo tiempo, querían arreglar lo que habían hecho. Yamil sentía culpa porque pensaba que pablo hizo todo para encontrarlo a él y lo estaba traicionando; Mia se sentía culpable por besar a Yamil, confundida y con un nuevo sentimiento de amor, al parecer ese beso le trajo recuerdos. Se pusieron de acuerdo en no besarse más y en no hablar del tema.

Cuando llegaron a Buenos Aires buscaron un departamento y de inmediato encontraron uno pero había un problema, solo había uno desocupado y tenía una sola habitación; lo alquilaron pero pidieron si podían poner dos camas. Estaban decididos a vivir como hermanos durante su estadía en Buenos Aires, pasaron ahí la noche y a la mañana siguiente Yamil salió a buscar trabajo, lo cual le costó debido a que no tenía experiencia en nada, solo sabía jugar al polo. Después de tantas vueltas lo aceptaron en una empresa de limpieza con la condición de que trabajara horas extras para así ganar experiencia y le iban a pagar todo como corresponde; y Mia por su lado llamó a Australia y tuvo la suerte de que en Buenos Aires vivía el dueño del hotel donde trabajaba y que necesitaba una mucama en su casa, así que simplemente le dieron el traslado y continuó con la misma antigüedad laboral, pero con mucho mejor paga ya que hacía trato directo con el jefe. De esta forma pudieron pagar el departamento y sustentar los gastos personales de cada uno.

Así vivieron durante dos años hasta que descubrieron la noticia de que una familia de Mendoza Argentina  buscaba a dos hermanos gemelos; que justo coincidía con todo, aparentemente la madre había fallecido en el momento que nacieron y habían estado buscándolos todo el tiempo. Tenían un problema, Mendoza es otra provincia de Argentina y no podían viajar ya que ambos trabajaban y ya habían hecho una vida en Buenos Aires, llamaron por teléfono a Australia para preguntarle a los padres de Pablo de debían hacer, los llamaron cada semana durante esos dos años, nunca perdieron la comunicación, los padres de Pablo les aconsejaron que se acerquen a la empresa de televisión donde vieron la noticia, comenten su situación y pidan un número de teléfono de esa familia, así que eso hicieron.

Cuando se hicieron un tiempo libre los dos, Yamil y Mia se acercaron a la empresa de televisión y consultaron, para su sorpresa era el anuncio que más figuraba durante los últimos veinticuatro años; y no hizo falta pedir el número, pero igualmente preguntaron, y con gusto les dieron toda la información; consideraron que no había que perder más tiempo así que llamaron esa misma noche cuando estaban en el departamento; el teléfono sonaba y sonaba y al cabo de cinco minutos una mujer les habló, estuvieron hablando durante dos horas pasándose información mutuamente, la mujer era Mariana la hermana de la mujer que falleció al dar a luz, y aparentemente sus historias coincidían perfectamente, a Mariana se le notaba un llanto en su voz, ya que no habían parado de buscarlos durante 24 años, desde que nacieron. Yamil no sabía si ella era realmente su tía, tendrían que hacer un ADN para comprobarlo, pero en caso de que lo fuera debía contarle lo que le pasó a su hermano, así que le contó todo y de inmediato se pusieron de acuerdo, Mariana es enfermera y estaba justo de vacaciones así que tomaría un vuelo al día siguiente para encontrarse y hacerse un ADN; con muchos sentimientos, emociones y ansias se fueron todos a dormir esa noche; sumergidos en un mundo onírico Yamil estaba en su casa de España y Pablo y Mia lo visitaban, Pablo le decía que se quede con Mia y ella también lo decía y Yamil no quería traicionar a nadie, después la escena se desapareció y aparece en Argentina con su padre adoptivo justo sacando un arma y esta vez mataba a Mia y Mariana, antes de hacerse el ADN, fueron tantas las injusticias que Yamil dio un grito y luego se encontró acostado en su cama y Mia se encontraba justo al lado mirándolo; al parecer había tenido una pesadilla y había hablado en sueños, luego miraron la hora y se sobresaltaron, eran las 8:30 de la mañana, en treinta minutos llegaría Mariana al aeropuerto, se vistieron rápido y salieron sin desayunar, tomaron un taxi y cuando llegaron justo venía saliendo Mariana del aeropuerto, era una mujer muy hermosa, de pelo negro, ojos marrones y llevaba un vestido negro y una cartera roja, se bajan del taxi y corren hasta ella a preguntarle si es Mariana y si lo era, se presentaron, se abrazaron y subieron de vuelta en el mismo taxi; ese viaje hasta el hospital estaba lleno de palabras y sentimientos todos hablaban tanto que hasta el taxista se metió en la conversación. Cuando llegaron entraron al hospital preguntaron para hacerse un ADN y se sentaron en la sala de espera, al cabo de diez minutos los llamaron y pasaron, se sacaron sangre Yamil y Mariana y les dijeron que los resultados estarían en una semana.

Esa semana se pasó muy rápido, no tenían tiempo de estar juntos porque Yamil y Mia tenían que trabajar, Mariana se había pagado un hotel y fue a ella a la que llamaron del hospital diciendo que esa misma tarde estarían los resultados, fue sola a buscarlos porque Yamil y Mia tenían que trabajar pero les prometió que no lo abriría hasta estar con ellos, se juntaron en la noche en el departamento de Yamil y Mia, una ansiedad circulaba por ese departamento que lo abrieron rápidamente y empezaron a leer; y si, había un noventa y nueve coma nueve por ciento de que eran tía y sobrino, se le iluminó la cara a los dos y se abrazaron, Yamil sentía una mezcla de emociones, estaba triste porque le hubiera gustado estar en ese momento con Pablo los dos conociendo a Mariana, pero a la vez se sentía contento porque había encontrado la verdad, había realizado el sueño de su hermano.

Esta vez si, Yamil y Mia debían renunciar a sus trabajos, era seguro que debían ir a Mendoza y conocer al resto de la familia, antes de hacerlo Yamil llamó a los padres de Pablo y les contó todo lo de Mariana, y ambos lo felicitaron, y les desearon suerte otra vez en el viaje.

Al día siguiente Yamil y Mia se acercaron a sus respectivos trabajos a renunciar, y a ambos los sorprendió la noticia de que les tenían que pagar indemnización por el tiempo que estuvieron trabajando, contentos volvieron al departamento a empacar sus pertenencias, mientras Mariana sacaba tres pasajes hacia Mendoza, ese vuelo fue aún mucho más corto que los anteriores, cuando llegaron se bajaron y Mariana les dijo a los dos, “Bienvenidos a Las Heras Mendoza”, les contaba que Las Heras es un departamento y que ellos vivían en Maipú Luzuriaga, se tomaron un colectivo está vez hasta la casa de Mariana, cuando llegaron estaba el marido de Mariana sentado en la mesa tomando una taza de café, Marian se los presentó y les dijo que Yamil es uno de los gemelos hijos de Adriana (Adriana era la madre biológica de Yamil y Pablo); Mariana hizo tres tazas de café mas y disfrutaron todos de una linda charla.

Ahora si lo había logrado, estaba en su casa tenía que vivir un tiempo en Mendoza con su familia, pero pensándolo bien su familia era mucho más grande, así que su vida a partir de ahora sería completamente distinta, viajando de Australia a Argentina, por el momento se quedaron ambos en Mendoza y conocieron al resto de la familia, menos al padre, porque la había abandonado una tarde cuando se enteró que Adriana estaba embarazada así que ella vivió todo su embarazo sola hasta que nacieron los gemelos y luego falleció.

Esta historia continuará…

Publicado por Wulfric WeGood

Desde chico fuí muy tímido en la escuela he incapaz de entablar una converzación, siempre fuí solitario y pensativo, y antes odiaba esa parte de mi porque no me sentía normal o mas bien como los demás, pero a medida que fuí creciendo mis experiencias, buenas y malas me hicieron cambiar esa opinión y la verdad me siento mejor y tranquilo con la persona que antes fuí y la persona que soy ahora, yo creo que hay una conección, ya aue hoy en día disfruto la soledad y agradezco el haber sido solitario, hoy quizá no sea tan tímido como antes jaja pero si aprecio el estar solo debés en cuando relajarme estar con uno mismo y siempre voy a apreciar eso. Ojo esto no significa que no vaya a estar con nadie, también he estado enamorado y también me volveré a enamorar y olaneo casarme tener hijos etc ...

8 comentarios sobre “Hermanos (segunda parte)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: