Aquella bella mujer…

Queridos lectores:

Les traigo un relato algo especial y personal.

Una tarde en la ciudad Daniel se encontraba caminando, mirando vidrieras, comprándose ropa, debido a que había salido de trabajar y hacía mucho no se daba el gusto, se estaba quedando en un departamento, por lo que no tenía problemas con horarios de colectivos; caminó y caminó y finalmente terminó entrando en una tienda de ropa donde se vistió desde zapatos hasta campera, salió de la tienda y estaba tan cansado de caminar que optó por ir a su departamento, era una tarde de viernes y al día siguiente no trabajaba, así que quería descansar, en su camino al departamento se compró una cerveza que pensaba tomarla al llegar a su departamento, pero en cuanto llegó le sonó el teléfono, era su amiga, invitándolo a ir esa misma noche a la discoteca, encantado por la noticia Daniel dijo que si, ¿qué mejor forma de descansar que yendo a divertirse?. Era el momento exacto para estrenar su nueva ropa, así que no se tomó la cerveza, la guardó en la nevera y se vistió para ir a la plaza donde tomaría el colectivo para ir a casa de su amiga, cuando llegó lo esperaba otro amigo en la plaza que también iba a ir, así que se tomaron juntos el colectivo a casa de su amiga, y cuando llegaron se divirtieron, tomaron un trago y llamaron un taxi para ir a la discoteca, en eso que fueron con una gran alegría en su rostro se bajaron para entrar, el bar estaba lleno de inmediato pidieron un trago y se pusieron a bailar, esa noche fue larga, hubo una pelea entre los amigos y Daniel no quería tener problemas, aparentemente todos se la agarraron con él aunque no había hecho nada, entonces tomó una decisión, que quizá luego se arrepienta pero la tomó igual, se fue caminando dejándolos a sus supuestos amigos, era evidente que no eran amigos, porque los amigos te creen y no te tratan como quieren, así que se fue, ya habían pasado unas cinco cuadras cuando de atrás le grita una mujer, era una mujer muy hermosa, de vestido rojo, pelo negro, y llevaba un bolso negro, esa mujer también huía de alguien, aparentemente también la habían traicionado, así que caminaron juntos, esa mujer se llamaba Katie, y con Daniel coincidieron mucho, hablaban de todo, ella le contaba lo que le había pasado, ella era Chilena y estaba parando en un hotel en la ciudad, ambos iban a la ciudad, y quedaban mas de veinte cuadras, mas de dos kilómetros, suficiente para conocerse un poco mas, coincidieron tanto que en un momento se pararon y se besaron, era el momento perfecto, ambos habían sido traicionados cuando querían solo pasarla bien, y estaban mal pero se encontraron y todo cambió, siguieron caminando de la mano y cuando llegaron a la ciudad fueron los dos hasta el departamento de Daniel, se tomaron los dos tranquilos la cerveza que Daniel había guardado en la nevera, e intimaron juntos, Katie durmió ahí esa noche. Daniel estaba contento, al final la noche no terminó mal como parecía que iba a terminar, cuando menos se lo esperaba había conocido a una persona muy especial, que de pronto no dejaron de verse por toda la semana, todos los días cuando Daniel salía de trabajar, todo marchaba bien hasta que en la empresa donde trabajaba Daniel lo despiden, sin razón alguna, triste por la situación va a buscar su indemnización, cuando le suena el teléfono, era Katie que tenía que volverse de inmediato a Chile pero está vez lo invitó a que vaya con ella y vivan juntos en Chile; Daniel aceptó sin duda alguna, después de todo ya no tenía trabajo y con su indemnización podría empezar un negocio o algo particular con Katie.

Se fueron a Chile y de inmediato Daniel cambió su dinero por pesos Chilenos, en cuanto lo hizo se dio cuenta que valía mucho mas el dinero en ese país, así que le alcanzó para comprar una casa para los dos, y tambíen para ponerse un taller de carpintería.

Después de dos años ambos vivían en Chile, Daniel trabajaba en su taller y Katie tuvo que pedir licencia en su trabajo, es enfermera, y pidió licencia porque estaba embarazada, contentos esperando al bebe Daniel llamó a sus padres a Argentina para contarles la noticia, quienes lo felicitaron con orgullo.

Publicado por Wulfric WeGood

Desde chico fuí muy tímido en la escuela he incapaz de entablar una converzación, siempre fuí solitario y pensativo, y antes odiaba esa parte de mi porque no me sentía normal o mas bien como los demás, pero a medida que fuí creciendo mis experiencias, buenas y malas me hicieron cambiar esa opinión y la verdad me siento mejor y tranquilo con la persona que antes fuí y la persona que soy ahora, yo creo que hay una conección, ya aue hoy en día disfruto la soledad y agradezco el haber sido solitario, hoy quizá no sea tan tímido como antes jaja pero si aprecio el estar solo debés en cuando relajarme estar con uno mismo y siempre voy a apreciar eso. Ojo esto no significa que no vaya a estar con nadie, también he estado enamorado y también me volveré a enamorar y olaneo casarme tener hijos etc ...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: